Buscar
  • Lydia's Smokehouse

Lydia's Smokehouse inventa su propia línea de salsas

Texto y fotografía: Wild Wolf Productions


César Galán se declara “salsero, fondista y caldólogo”. Lleva toda la vida manchando ollas en busca de la salsa, el fondo y el caldo perfectos, los pilares sobre los que se levantan los platos más ricos del recetario. Sin embargo, comercializar un producto así suponía un desafío para el chef de Lydia’s. Pero llegaron las restricciones y, con ellas, la horas vacías. “Para aprovechar el tiempo, John [Malek Mechelany] y yo empezamos a revisar una docena de libros que tenemos donde los mejores pimp masters americanos [algo así como los gurús de las salsas que se utilizan para hidratar y potenciar el sabor de la carne ahumada de los asados] explicaban sus secretos”, explica César.


Cogiendo las páginas de esos libros como guión los dos socios de Lydia’s empezaron a chuparse los dedos para catar las ideas que se les iban ocurriendo. No siguieron ninguna receta al pie de la letra y dejaron que la imaginación –y, especialmente, el paladar– marcaran el rumbo. El laboratorio concretó tres ideas que se podían comercializar: la Coffee BBQ (una salsa barbacoa que volverá locos a los más cafeteros y que va fetén en una burger o mezclada con los ingredientes de un wok), la Sweet BBQ (ácida, dulce y combinable con cualquier tipo de fritura, bocadillo o aperitivo) y la Golden Sauce (que en Lydia’s se usa para aliñar el pulled pork y en casa se puede utilizar para alegrar una ensalada, marinar la cola de un salmón o untar el panecillo de un sándwich).


Los clientes de Lydia’s han reservado espacio en la alacena de sus cocinas para guardar estas tres salsas. Envasadas en unos coquetos potes de cristal y etiquetadas con un estilo que recuerda a los tiempos de nuestras abuelas, se pueden comprar en Lydia’s Smokehouse, en el centro de Ibiza, y en La Tabarra Ultramarinos, una tienda de productos gourmet que acaba de abrir en el corazón del distrito madrileño de Chamberí. Escaparates de barrio para despachar unas salsas que demuestran que los sabores auténticos nunca caducan.


493 visualizaciones0 comentarios